Crecimiento Personal

¿Cuánto vale para ti el salario emocional?

¿Cuánto vale para ti el salario emocional?
Por: Aura Sofia Diaz y Adolfo Rocha

¿Te ha ocurrido que quieres cambiar de lugar de trabajo o ya te han hecho una oferta y la estás considerando? Si es así, te recomiendo revisar un concepto algo novedoso: el salario emocional.

Lo que se ha comenzado a conocer como salario emocional, es un conjunto de medidas y beneficios que van más allá de lo establecido en las leyes, y producen una gran satisfacción en los colaboradores de una organización. Hacen la vida en el trabajo atractiva y motivadora y generan seguridad en las personas. Todo esto redunda en una mayor motivación y mejor desempeño.

Este es el caso de una amiga que estaba considerando cambiar de trabajo y decidió quedarse. Donde estaba podía almorzar junto a sus colegas y compañeros, lo cual le permitía sentirse cerca de éstos, compartir e intercambiar asuntos personales y de trabajo; el trato cordial y respetuoso le daba sentido de pertenencia. Eso hizo la diferencia para que tomara la decisión de quedarse.

Si estás pensando cambiar de trabajo, es recomendable que revises si la empresa que estás considerando ofrece uno o más de los beneficios que te presento a continuación:

  1. Programas y eventos que promuevan tu bienestar, como por ejemplo contar con un gimnasio, festejos y actividades donde se incluye la familia.
  2. Tener el día del cumpleaños libre.
  3. Bonos de alimentación que superan lo establecido por la ley.
  4. Contribución con la escolaridad de tus hijos y apoyo a celebraciones religiosas y familiares tradicionales.
  5. Apoyo de traslados (transporte).
  6. Extensión del tiempo establecido para tiempo de maternidad y paternidad.
  7. Revisiones periódicas del estado de salud y apoyo para emergencias médicas no cubiertas por el seguro.
  8. Flexibilidad de tiempo para resolver asuntos personales.
  9. Tiempo de descanso después de un viaje largo de trabajo.
  10. Salir más temprano los días viernes.
  11. Actividades de entretenimiento y disfrute financiados por la empresa.
  12. Facilidades para la adquisición de bienes como vehículos y artículos del hogar.
  13. Financiamiento para programas de formación.

El hecho de que existan empresas que otorguen estos beneficios, indica que, de manera gradual, algunos empresarios han ido abandonando el concepto convencional del salario como único pago por la prestación de servicios, asumiendo que su cliente más importante es el interno; es decir, sus colaboradores.

Por ello han incorporado algunas de las medidas antes descritas, reconociendo la importancia del mundo emocional de las personas, por largo tiempo puesto a un lado por el mundo empresarial. Este un ejemplo de creación de valor añadido.

Los seres humanos necesitan, junto a una remuneración justa, un salario emocional que los reconozca como valiosos en una organización.