Salud

¿Cómo borrar o disimular una cicatriz?

¿Cómo borrar o disimular una cicatriz?
Por: Nora Ovelar

Ya sea por una cirugía, marcas de acné o por un accidente, la mayoría de las personas tienen cicatrices en su cuerpo, y, dependiendo de su ubicación, extensión y profundidad, pueden marcarlas para toda la vida, dejando en ellas secuelas físicas y psicológicas. 

Si bien no puedes evitar caerte o cualquier otro accidente, si tienes problemas de acné, una consulta con el médico dermatólogo puede salvarte de una marca permanente en el rostro. Si estás preocupado por las cicatrices que pueda dejarte una intervención quirúrgica a la que te someterás, conoce que, en estos casos, gran parte de la responsabilidad la tiene el cirujano, pues de tener antecedentes personales o familiares de cicatrización anormal y/o tendencia a formar queloides (cicatrices que se elevan sobre la piel y que sobresalen del límite original de la herida), el cirujano procurará hacer una cicatriz lo más pequeña posible y usará material de sutura mucho más fino con el fin de causar el menor daño a tu piel; es por ello que es muy importante realizar el interrogatorio médico el cual aportará toda esta información.

La aparición de una cicatriz no solo depende del cirujano, sino también de ti. Toma en cuenta los siguientes cuidados y evita las marcas en tu cuerpo.

  • Limpia la herida muy bien. Justo luego de presentar una herida es importante limpiarla con algún antiséptico yodado para evitar infecciones.
  • Aplica antibiótico en crema. Se cree que las costras son señales de un proceso de cicatrización exitoso, y no es así. Realmente, la costra es un tejido duro, un obstáculo que impide que la cicatrización se realice. A las personas con quemaduras, por ejemplo, se les aplica antibiótico en crema para que la herida no se infecte ni tampoco forme costra, lo que favorece el proceso de cicatrización.
  • Utiliza un vendaje. Especialmente en las heridas en los hombros, rodillas o espalda, ya que tienden a ensancharse; mantenlas cubiertas con adhesivos perpendicularesa la herida y vendaje, incluso después de que el médico te quite los puntos. Si formas queloides, puedes colocarte adhesivos sobre la herida, para ejercer presión.
  • Si es necesario acude a control médico. Tener la herida tapada puede generar que se forme tejido de granulación (tejido rojo) excesivo, y esto impide que la herida se pueda cerrar. En estos casos el médico aplica un ácido para reducir ese tejido y ponerlo al nivel regular, con el fin de ayudar a la piel a cicatrizar sin problemas.
  • Evita exponer la herida al sol. Durante los seis primeros meses, ninguna herida debe ser expuesta al sol porque puede agravar la mancha de la cicatriz.
  • Usa láminas de silicona. Se trata de láminas transparentes gelatinosas de silicona que se colocan inmediatamente en la herida para prevenir los queloides o cicatrices gruesas.

Es importante tomar en cuenta que…

Si tiendes a formar queloides, no debes hacerte tatuajes o piercing, tampoco si sufres psoriasis o vitíligo, pues no es recomendable exponer tu piel a mayores agresiones.

El resultado final de una herida se puede observar en seis meses y hasta un año después. Si ya la herida cicatrizó y quedó una marca, ya es tarde para prevenir, pero ¡no te preocupes!, hay una gama de tratamientos disponibles que pueden ayudarte a eliminar las cicatrices.

La elección del mejor método para ti, dependerá, en cierta parte, del tipo de cicatriz, de su profundidad y tamaño. Las cicatrices más fáciles de tratar son aquellas que al estirarlas desaparecen.

Los tratamientos más efectivos apuntan a la estimulación del colágeno para inducir a una nueva cicatrización, la cual será controlada y dirigida por el dermatólogo. Hay inyecciones de material de relleno (autorizado por las autoridades sanitarias), microagujas, radiofrecuencia, peeling y hasta láser; con este último debes tener mucho cuidado, sobre todo si tu piel es morena u oscura, pues un láser muy fuerte puede producir manchas, resultando peor el remedio que la enfermedad.

Te invitamos a no dejarte llevar por modas y a buscar la ayuda del verdadero especialista en la materia, el dermatólogo, profesional que conoce muy bien sobre los procesos de cicatrización de la piel y cuál será el tratamiento que mejor se adapta a ti.

La piel es el órgano más extenso y el más expuesto al medio ambiente, por lo que es muy susceptible a cualquier daño. La clave está en la prevención. ¡Cuídala!, pues te acompañará durante toda tu vida.